Protección de Datos

                                                                                Artículo escrito por Gabriel E. Moline, Director de CiberSeguridad (CISO) en Leroy Merlin -España, y Joaquín Pana Bueno, Data Protection Officer de Leroy Merlin - España.

 

Hoy 28 de enero día Europeo de la Protección de Datos, nos gustaría comentar algunos de los retos que nos ha dejado este convulso 2020 pasando a la historia por haber provocado una aceleración de los procesos de digitalización y un aumento de los canales de venta en los retailers tanto a nivel europeo como a nivel mundial. Para ello se han tenido que poner en consonancia los medios y tecnologías actuales con los sistemas legacy heredados de etapas anteriores.


A medida que los sistemas de gestión, los sistemas de logística, los establecimientos, los métodos de pago y los canales de venta se mudaban para dar servicio en un entorno 100% online, los riesgos en materia de ciberseguridad y protección de datos se vieron incrementados
de manera exponencial.


Así mismo, la velocidad del cambio, el mencionado engranaje de nuevos sistemas con tecnología antigua y la inexperiencia de un gran porcentaje de usuarios y clientes frente a los nuevos procesos y canales habilitados para la venta a distancia, han abierto las puertas a la ciberdelincuencia. Se pueden contar en decenas de miles los casos identificados de usuarios estafados y empresas atacadas con el objetivo único de robar información confidencial, datos personales de millones de usuarios y consumidores, etc. para, posteriormente, solicitar un “rescate económico” en aras de no exponer toda esta información de manera pública.

Es por ello que el esfuerzo de los equipos encargados de la protección y la defensa de las empresas, como por ejemplo los equipos legales y los equipos de ciberseguridad, debe estar orientado a incrementar, mejorar e impulsar el ecosistema de medidas, procesos y sistemas de seguridad que protegen la confidencialidad y la privacidad de los datos personales de los clientes, así como la información restringida de las compañías.

Como indica en el Informe Adyen sobre el retail 2020 es importante ofrecer a los usuarios y consumidores una buena experiencia de cliente puesto que “El 71% no volverá si tiene una mala experiencia, ya sea en tienda física u online”. Esta premisa es extrapolable a la privacidad de sus datos personales; ofrecer una mala experiencia en esta materia puede ocasionar no solo graves perjuicios a los clientes, sino también serias consecuencias para la compañía, tanto en términos económicos como reputacionales.

Sin más precedentes, es un día para felicitar a todos los profesionales de la privacidad y la ciberseguridad que demuestran el gran esfuerzo que realizan por tener una sociedad digital donde derechos fundamentales como la privacidad sigan siendo una piedra angular.